top of page

Carga aérea: lo bueno y lo malo del mercado en 2022

La relajación de las restricciones relacionadas con el Covid-19 en la mayor parte del mundo fue positiva para la reapertura del comercio, pero la recuperación no siempre fue fácil para las aerolíneas, los aeropuertos y los fabricantes de aeronaves. China continuó manteniendo una serie de bloqueos que restringieron el tráfico aéreo. En tanto, el mayor impacto para el sistema fue la invasión de Ucrania por parte de Rusia, que hizo subir los precios del combustible y ayudó a que el mercado de carga aérea cayera constantemente durante el resto del año. Estos aspectos son parte del resumen que hace FreightWaves de este interesante mercado.

Lo bueno


Fusiones y adquisiciones: el tráfico de carga aérea se desplomó en 2022, pero eso debería haberse esperado después de un histórico 2021 fuertemente influenciado por distorsiones sin precedentes en la cadena de suministro. Los expertos son optimistas sobre las perspectivas de carga aérea a largo plazo, con un crecimiento anual compuesto proyectado del 4%. Los operadores express pueden esperar una demanda aún mejor, impulsada por el cambio continuo en las compras en línea. Siendo la compra de Atlas Air, un importante proveedor de transporte de carga aérea y aviones de carga arrendados, por parte de un grupo de inversión liderado por Apollo Global Management por US$5.200 millones. La adquisición fue más grande en el sector de las aerolíneas de carga en 2022.


Nuevos participantes en el mercado: la cantidad de aerolíneas de pasajeros y compañías no tradicionales que inician flotas de carga aumentó por segundo año consecutivo luego de un aumento en la demanda de carga aérea durante la pandemia. Las aerolíneas se dieron cuenta de que la carga era más lucrativa de lo que se pensaba y que diversificar los ingresos era un buen objetivo. Mientras tanto, las líneas navieras con crecientes ambiciones logísticas y las empresas de e-commerce lanzaron aerolíneas de carga para controlar la capacidad y brindar un servicio de entrega más confiable.

MSC comenzó a ofrecer servicios de carga aérea en diciembre. CMA CGM amplió sus servicios, pero posteriormente lo detuvo “temporalmente”. Maersk está invirtiendo fuertemente en su aerolínea de carga con nuevos aviones y vuelos en la ruta Asia-EE.UU.


Nuevos pedidos y auge de reconversiones; Boeing y Airbus experimentaron un gran salto en los pedidos de nuevos aviones de carga durante 2021 y 2022. Ha habido alrededor de 115 pedidos totales de cargueros hasta la fecha, incluidos los aviones Boeing 767 y 777, frente a los 95 del año pasado. El aumento real en la producción de cargueros involucra al sector del mercado secundario, donde los aviones de pasajeros usados se reconvierten para transportar contenedores de carga pesada en la cubierta principal.


Lo malo


Invasión de Ucrania: la invasión de Rusia a Ucrania fue un gran revés para el sector de la carga aérea justo cuando el mundo comenzaba a recuperarse de la pandemia. Las naciones occidentales bloquearon el acceso a las aerolíneas rusas y prohibieron los intercambios de tecnología de aviación. Rusia tomó represalias cerrando su espacio aéreo a muchas aerolíneas. Unos 400 aviones por valor de US$10.000 millones siguen atrapados en dicho país después de que las aerolíneas se negaran a devolverlos a las empresas de fletamento occidentales.


Mercado decepcionante: Un comienzo de año positivo para los operadores de carga aérea comenzó a agriarse después de la invasión de Ucrania, con tarifas cayendo constantemente desde abril a medida que la guerra, los altos precios de la energía, la inflación, los altos inventarios de los minoristas y el renovado enfoque de los consumidores en los servicios socavaron la demanda de bienes. Los bloqueos generalizados en los principales centros de fabricación chinos redujeron la producción de las fábricas y deprimieron las exportaciones transportadas por transporte aéreo y marítimo. En marzo, la capacidad cayó un 20 %, los factores de ocupación alcanzaron el 84% y las tarifas a corto plazo aumentaron un 1 % en una semana. Los volúmenes de carga hacia fines de diciembre, según algunas cuentas, estaban casi un 20% por debajo del nivel de 2021.


Retrasos en la cadena de suministro: Boeing, Airbus y casas de conversión como EFW, 321 Precision Conversions, Aeronautical Engineers y sus proveedores han sufrido retrasos en la producción debido a los desafíos de la cadena de suministro. Las empresas aeroespaciales tienen problemas para llenar las líneas de montaje, especialmente después de que muchos trabajadores mayores se jubilaron durante el Covid-19 y las nuevas contrataciones requieren una amplia capacitación, lo que lleva tiempo.


Drones: Los drones grandes para el transporte de media milla avanzaron a pasos agigantados para volverse comercialmente viables. Sabrewing Aircraft realizó con éxito un vuelo de prueba con su dron de carga de despegue vertical RH-1-A Rhaegal con una carga útil de 825 libras. Dronamics, en tanto, se convirtió en la primera empresa de drones de carga en obtener una licencia operativa en la Unión Europea. Finalmente, después de años de anticipación, Amazon comenzó la entrega limitada de drones en Texas y California.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page