top of page

De tierra, mar y aire

El gigante de los mares, Maersk, ha avanzado en su plan de ruta por ampliar presencia en el mercado de servicios logísticos en México, una estrategia planteada desde hace cuatro años que obedece al objetivo por convertirse en un integrador de soluciones global que conecte de punto a punto a las cadenas de suministro, soportada por una serie de adquisiciones de empresas especializadas en distintos puntos del transporte y administración de mercancías en tránsitos internacionales.

Esta maniobra ha tomado fuerza en momentos en que el grupo danés registra desde 2020 niveles récord en su carpeta financiera, derivado de los eventos de disrupción que ha provocado el COVID-19 en las cadenas de suministro, y que se tradujo en tarifas históricas en los fletes de la industria marítima de contenedores. Para este año, las ganancias de los primeros nueve meses ya habían sumado 24 mil 248 millones de dólares (mdd) o 104% más que el mismo periodo de 2021.

En México, “en la parte de logística, del desarrollo de servicios de logística, sacando la parte de transportación, hemos crecido arriba de un 30% en volumetría y en resultados financieros que hablan de la confianza que tienen los clientes en consumir ahora nuevos servicios que como Maersk estamos sacando al mercado, y eso se traduce en una organización que ha crecido más o menos en la misma proporción de los últimos dos años a la fecha”, afirma Patricia Pérez, directora general para México y Centroamérica de la compañía, en entrevista con T21"

.

México tiene una muy buena representación del resultado global porque ya teníamos un paso avanzado o madurado en la estrategia logística, muy apalancado en los servicios terrestres”, abunda.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page