top of page

Intermodal en México “estiba” pesados pendientes

El transporte intermodal en México tiene como grandes pendientes lograr más rutas que el Interpacífico, aunque la fusión de Kansas City Southern (KCS) con Canadian Pacific (CP), que unirá a toda Norteamérica en un servicio ferroviario sin costuras, será una alternativa que ayude en el corto plazo a alcanzar este objetivo. También homogenizar la operación de las terminales y presentar su propuesta simplificada para la reducción de los procesos y tiempos de despacho en frontera, tan solo por mencionar algunos.

Humberto Vargas, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte Intermodal (AMTI), precisa en entrevista con T21 que con lo anterior se busca promover el uso de este medio y evitar una desaceleración en su crecimiento. Además, existe la oportunidad del nearshoring, tendencia global en la que se relocalizan plantas productivas buscando mejo[1]res condiciones logísticas para las cadenas de suministro de las empresas.

 

“La participación del intermodal en el país está por debajo del 2.0% y si a eso se agrega que vienen más manufactureras a México, más empresas que van a tener una necesidad de transporte, al final hay más oportunidad para tener más participación. Estas nuevas empresas van a buscar soluciones y alternativas, y es donde el intermodal debe de darse la tarea por proporcionárselas”, apunta.

 

Para ello, expone que se están desarrollando diferentes estrategias e iniciativas. “Estamos entrando en un punto de inflexión donde las empresas se están poniendo creativas para desarrollar soluciones, vemos flotas mexicanas de contenedores que empiezan a incursionar en Estados Unidos y eso es bueno porque se le da más fortaleza a la oferta intermodal y más control a las mexicanas sobre los equipos que puedan fluir a México”, enfatiza Vargas.

Sobre la fusión de KCS con CP, reitera que este tipo de alianzas permite encontrar fortalezas y competitividad en el ferrocarril contra su principal competidor, el autotransporte.


 

“Se habla de una fusión que va a cubrir todo Norteamérica, que es muy bueno porque se van a generar soluciones de transporte interesantes para el país. Este tipo de sociedad es donde se debe de encontrar mucha fortaleza para hacer que el intermodal valga y empecemos a ver que ese flujo de mercancías se salga de la carretera y se muevan en el ferrocarril”, expone.


 

En este sentido, menciona que una de las rutas que se vería beneficiada por esta fusión sería Monterrey-Ciudad de México, aunque existen otras como Guadalajara-Monterrey, Ciudad Juárez-Torreón-Chihuahua o Aguascalientes-Ciudad de México que tendrían que ser impulsadas y replicar el éxito del Interpacífico. “También deja la oportunidad de ver más allá de este, tenemos pendientes otras rutas que por alguna u otra razón no han sido factibles, pero que se han intentado y tenemos que hacer la fórmula adecuada para hacer que funcionen”, considera.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page