top of page

Financiera de Daimler prepara contraataque vs. crisis

Según un reciente estudio integral del Banco Mundial, en el momento en el que los bancos del mundo aumenten al mismo tiempo las tasas de interés para hacer frente a la inflación, las economías de los países podrían acercarse poco a poco hacia una recesión en 2023, además, se podría presentar una serie de crisis financieras en los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

“Los inversionistas esperan que los bancos centrales aumenten las tasas de política monetaria mundiales hasta casi un 4% de aquí a 2023, una cifra que representa un aumento de más de dos puntos porcentuales por sobre el promedio de 2021”, publicó el Banco Mundial al respecto.

Sin duda, el entorno actual es retador, la crisis anunciada, aunada a la posible recesión y la alta inflación es una combinación compleja, a esto se añade la alta demanda de unidades.


“Como sabemos, la industria de camiones es un indicador de la economía, tanto en crisis como en recuperación y aunque se habla de una crisis a principios de año, las órdenes siguen a tope… esta es una situación anormal”, detalló en entrevista David Velázquez, presidente de Daimler Financial Services México (DFSM).


Aseguró que en este contexto, la financiera busca apoyar a los empresarios del autotransporte entendiendo los factores que podrían impactar la economía, así como entender el contexto de transformación de la tecnología y el camino hacia la electromovilidad que se está impulsando en la industria, “con el objetivo de poder tener los productos financieros que son necesarios para satisfacer esas necesidades”, dijo.


Por su parte, Pablo Vidal, director de Créditos de DFSM, añadió que “lamentablemente tanto los transportistas como nosotros tenemos experiencia en este tipo de situaciones, lo positivo es que, si la crisis se materializa, contamos con las herramientas y estrategias necesarias para ofrecer medidas particulares para cada transportista y que su operación no se vea en riesgo”.


Anotó que la estrategia para salir a flote en cualquier tipo de escenario es la comunicación y la capacidad de adaptación que tengan, tanto la financiera, como los transportistas, “nos tenemos que adecuar la realidad”, dijo.


“El nivel inflacionario y las tasas altas generan presión sobre los flujos de los clientes, pero la redistribución de esos flujos genera movimientos de la economía en general y la economía individual de cada cliente, creo que hay elementos de optimismos por la misma transformación de la industria, hoy vemos empresas grandes que están aprovechando la situación para consolidarse y hacerse más grandes”, compartió Velázquez.


Otro punto de optimismo que el presidente de DFSM observa es la desglobalización y el efecto nearshoring, “hoy comenzamos a hablar de una regionalización en donde vemos buenas oportunidades para México, para balancear y contrarrestar los efectos de la crisis global financiera”.

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page